Ed Sulliband


domingo, 13 de abril de 2008

Tú...


Me sonríes y tu gesto crea vida,
tu mirada calmará mis tempestades,
con tus manos sanarás a mis heridas,
y tus labios secarán todos mis mares.

Eres luz en mis sombríos pensamientos,
calidez en mis helados despertares,
dulce cordura en mi mundo sin razón,
y alegría en mi tristeza interminable.

A mi dulce amada...
Sir Alrac III

5 comentarios:

hawwah dijo...

precioso...tierno y sincero...

besos

hawwah dijo...

vuelvo para decirte que me encantó el origen de tu blog...

me alegra que tus palabras perdidas hayan encontrado un lugar donde vivir...

E.M.Peruana dijo...

Que bello poder sentir algo asi por alguien y mas aun poderlo poner en un poema, felicidades.
EM

EMILIO MOY dijo...

saludos...

the art is good...

suerte

Yessi dijo...

Hermosos versos, no hay como el amor para hacernos suspirar, reir, llorar y alegrarnos por sabernos amados.

Me gusto mucho tu post, gracias por la visita y nos seguimos leyendo...

Saluditos.