Ed Sulliband


martes, 25 de noviembre de 2008

Sigamos iluminando el arte...



EL REGRESO DE LA HOZ

¿Y la muerte?
Nunca llega aunque la espero.
Ya pasaron muchos años,
y yo sigo en este entierro.

Como un péndulo que oscila en el vacío
vuelve al centro de partida.
Y el lamento trae de vuelta sus cenizas
¡Qué dolor seguir con vida!

Necesito de tu néctar
Necesito de tus frutos
Necesito tu influencia
Necesito mi locura
Necesito tu cordura
Necesito respirar.

Te escucho en mis oídos,
Te leo en mis palabras,
Te veo en mis ojos,
Te siento en mi piel,
Te extraño en mi cuerpo.

Versículo quinto de "Las crónicas de un final"

7 comentarios:

La ingeniero dijo...

hey hola, muy bueno, esta interers
saludos!

Nanu dijo...

El poema es hermoso y ytrnsmite ese dolor que debes sentir porque sino es muy dificil escribir algo tan dolido

qque puedo decir ademas de que no hya mejor manera de dejar de doler que decir me duele

besos

Besos nocturnos dijo...

no se por que, pero creo que tu escrito es dulce, muy dulce una espera entre nectares sabrosos y frutas maduras.

Gastón dijo...

Está bueno, pese a que no soy muy amante de la poesia esta tiene algo que me hace leerla una y otra vez...

Mr Bonkei dijo...

Vas por buen camino, amigo, y logras trasmitir lo esencial los sentimientos.

Te dejo un abrazo y un sentimiento .

Amada Inmortal dijo...

hoy siento eso mismo... no sabia como decirlo... gracias besos

Viviana Álvarez dijo...

Muy bueno!!!! Las imágenes que creás en pocos versos son maravillosas. Gracias por vistar mi blog!

Cariños